martes, 28 de febrero de 2012

como hacer un barco de vapor


onstruye barco de vapor casero

Nivel de dificultad: Bajo
Coste económico: Bajo. Todos los elementos del experimento podremos encontrarlos en nuestra propia casa salvo el tubo metálico. Cualquier bandeja mínimamente profunda puede servir como plataforma y los alambres de perchas de ropa para realizar el soporte del tubo. 


Materiales: 


  • Tubo metálico con tapas
  • Alambres deformables
  • Una plataforma o barco de juguete
  • Una vela
  • Un mechero o cerillas
  • Unas tijeras
  • Agua

  • VER INTERACTIVO


    Normas de seguridad:
    El agua y el recipiente metálico puede calentarse mucho, por lo que debemos evitar tocarlos con las manos cuando el barco esté en funcionamiento. También deberemos tomar las precauciones adecuadas para no quemarnos con la vela.


    Realización paso a paso:
    1 - Tomamos el tubo metálico y lo cerramos por ambos extremos con las tapas. A una de ellas le realizamos una pequeña abertura que apuntaremos en dirección contraria al sentido de avance deseado del barco.
    2 - Doblamos los alambres de tal manera que rodeen el tubo y se fijen en las paredes de la plataforma. En caso necesario, podemos asegurarlos con cinta adhesiva.
    3 - Vertemos una pequeña cantidad de agua en el tubo y lo cerramos. Lo ponemos en los soportes y encendemos la vela de tal manera que la llama caliente aproximadamente el punto medio del tubo.
    4 - Situamos la plataforma con todo el montaje en una superficie con agua. Pasados unos instantes, comenzará a salir vapor por la obertura que hemos practicado en el tubo, propulsando nuestra plataforma a una velocidad que dependerá del tamaño de la abertura, el peso de nuestro “barco”, y la forma de la plataforma. 



    ¿Qué hemos aprendido?
    Desde tiempos de los antiguos griegos, se ha estudiado el uso del vapor como medio de propulsión para distintos medios de transporte. A lo largo de la historia, se han construido máquinas de vapor que han propulsado coches, trenes, o barcos, demostrando que tan solo el agua y el calor podían ser suficientes para propulsar un vehículo.En nuestro caso, hemos aprovechado el principio de acción-reacción para mover nuestro barco. El agua presente en el interior de nuestro tubo metálico, al calentarse por la transmisión de calor de la vela al tubo y del tubo al agua, pasa a estado gaseoso (vapor) y aumenta la presión en el interior del tubo.
    Este vapor a presión encuentra una vía de escape en la obertura que hemos realizado, produciendo un empuje sobre el tubo, que al estar montado en nuestra plataforma, hace que esta se mueva.
    Este experimento se puede realizar sustituyendo la plataforma por un coche de juguete, aunque veremos que a menos que el peso del montaje sea reducido y las ruedas del coche estén en perfecto estado, no tendremos un resultado tan bueno como con el barco. Esto se debe a que el rozamiento de la plataforma con el agua es muy reducido, mientras que en el caso del coche, éste es sensiblemente superior.

    Terra - Daniel Ventura González Alonso

    IMPRIMIRENVIAR A UN AMIGO
    Barco de vapor


    Información relacionada

    Imantar acero con una pila y un cable
    La fuerza de coriolis
    Construye un boomerang
    El peso de la atmósfera

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada